La costarricense y campeona mundial peso mínimo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) Yokasta Valle, retuvo con éxito su diadema mundialista al derrotar por decisión unánime a la japonesa Sana Hazuki.

La retadora de turno fue difícil. Con un estilo bastante desordenado y descompuesto fue una rival de mucho cuidado, ya que en el desorden de sus golpes ponia en peligro la humanidad de la campeona.

Sin embargo, Valle la dominó por completo en cada uno de los asaltos. Aunque debía ser cautelosa para no recibir un golpe sospresivo, su inteligencia boxística se impuso de principio a fin.

Con este resultado, Valle declaró que desea volver a combatir en unos meses y que ansía la posibilidad de unificar campeonatos frente a la alemana Tina Rupprecht, que tiene en su haber la faja WBC y la IBO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *