Por Felix Pozos

Quién no sucumbe ante el encanto de un combate de elite mundial? A quién sea que haya visto momentos memorables del boxeo, seguramente está esperando con ansías desenfrenadas que llegue el 20 de febrero, para vivir uno de los más grandes combates de la última era.Miguel Berchelt actual campeón del mundo super pluma del CMB expondrá su título ante Oscar Valdez Fierro en el MGM Grand de Las Vegas, esto representará, la defensa número siete de su cinturón, si lo consigue, estaría a dos del récord que posee Julio César Chavez.

El sureño que saltará desde el rincón azul del cuadrilátero posee un récord de 37-1-0, el porcentaje de knockouts es brutal, raya el 90%, un auténtico killer que seda a sus víctimas con poderosas combinaciones con el aguijón que posee en la mano izquierda.

El pupilo de Eddy Reynoso decidió subir de peso para llegar al super pluma, por lo que dejó vacante su título de la OMB como campeón mundial en la categoría pluma. Oscar, al igual que “Él Alacrán”, cuenta en su haber con seis defensas, invicto en 26 combates disputados y presume un 80% de victorias por la vía del cloroformo.

El norteño saltará como retador desde el rincón rojo. Ha mencionado en varias entrevistas que es la oportunidad de su vida en el boxeo y que dejará todo en el ring para arrebatarle el cinturón a Berchelt Cervera.

¿Qué esperar del combate?

Espectáculo… son dos pugilistas de gran técnica, ambos viven el momento cumbre de sus carreras, en resumen, llegan en plenitud a disputar este enfrentamiento. Usted podrá deleitarse con exquisitos movimientos de cintura de Valdez, así como gran destreza de Berchelt para salir de la lucha de cuerpo a cuerpo que intentará imponer el sonorense.

El “Alacrán” cuenta con mayor alcance, dado que es más alto que su oponente y esto suele generar diferencias entre uno y otro, pero si existe alguien que sabe cómo manejar el tema de la distancia en el boxeo, se encuentra del lado de la esquina de Valdez, entrena con él y es un claro ejemplo que la distancia para quien la sabe manejar, no inclina la balanza en su contra.

¿Quién gana?

Dos estilos distintos frente a frente, Miguel un “echado pa´ delante”, paciente, con una gran pegada y con Alfredo Caballero en su esquina se vuelve aún más complicado de vencer por la experiencia y mentalidad del entrenador.

Oscar bajo las riendas de Reynoso adoptó el “contragolpe”, es rápido de piernas y cuando le ha tocado fajarse a sabido responder. Esta contienda en particular no solo será al interior de los encordados, también es un juego de ajedrez desde las aristas del rombo.

Los que siguen en redes sociales a ambos pugilistas, habrán notado el arduo trabajo en el gimnasio, la disciplina que tienen para prepararse y su dedicación a la profesión. En lo personal veo un peldaño por encima al “Alacrán”, es su categoría y aunque no sea un virtuoso para la defensa, si lo es al momento de atacar y su baraja de golpes para abrumar a sus contrincantes hace pensar que salta como favorito ganando por TKO, para retener su título como campeón del mundo.

Pero, si el pronóstico no le agrada al ser fanático de Oscar, no se moleste, seguramente esta rivalidad se volverá trilogía y probablemente en ese entonces el destino le conceda la revancha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *