En el combate co estelar de la velada que protagonizaron Saul “Canelo” Alvarez y Avni Yildirim, el puertoriqueño McWilliam Arroyo hizo una gran presentación que le valió adjudicarse el Campeonato Mundial Interino de la categoría mosca versión Consejo Mundial de Boxeo.

Arroyo, quien pujaria por la faja absoluta frente al actual campeon, el mexicano Julio Cesar “Rey” Martínez, vio su sueño escaparse de las manos por segunda ocasión cuando el de Ciudad de México anunció dos días antes de la ceremonia de pesaje que se había lesionado la mano y esto le impediría pelear.

La promotora salió a buscar un rival de turno para Arroyo que le permitiera al menos, no tirar otra preparación a la basura por hechos ajenos a su persona, y acertadamente, el WBC puso en juego el interinato, al menos un premio consuelo y la clausula perfecta para que la pelea ante el campeón se concrete en cuanto se encuentre en buen estado de salud.

Desde Tijuana, el valiente Abraham Rodriguez fue quien cruzó la frontera de urgencia y ocupó el puesto vacante. A pesar de que conectó algunos buenos golpes en los inicios de la pelea, Arroyo fue mucho para él y las acciones terminaron en el quinto asalto.

Con este resultado Arroyo sumó su victoria número 21, su primer campeonato y declaró que va por más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *