El pasado sábado 27 de febrero, en el Hard Rock Stadium de Miami en Florida, el mexicano y actual campeón super mediano WBC y WBA, Saúl “Canelo” Alavarez defendió con éxito sus fajas mundialistas ante el rival mandatorio y clasificado número 1 por el WBC, Avni Yildirim.

Luego de enviar a Yildirim a la lona con un potente uno dos en el tercer asalto, la esquina del retador decidió que el castigo había sido suficiente y decidió detener el combate antes de iniciar la cuarta ronda.

La pelea fue un verdadero tramite para el tapatío, que sin siquiera transpirarse cumplió con el paso previo que necesitaba para ya estar en “modo Saunders”, porque inmediatamente de culminada la pelea se hizo oficial su próximo compromiso frente a Billy Joe Saounders para el próximo 8 de mayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *