Erika “Dinamita” Cruz cumplió su sueño y el de otros en su familia…. coronarse con un campeonato mundial.

El jueves 22 de abril desde Nueva York se enfrentó a la pelea más importante de su vida: enfrentarse a la legendaria canadiense Jelena Mrdjenovich por el campeonato mundial pluma de la Asociación Mundial de Boxeo.

El combate fue todo de Cruz, con una clara dominancia de principio a fin derrotó por decisión técnica en el séptimo asalto a una boxeadora que había reinado en dicha división durante muchísimo tiempo. Las tarjetas de los jueces reflejaron con justicia lo que se observó desde la primer campanada: una decisión unánime de 70-63 x 3 a favor de la mexicana.

La flamante campeona no pudo contener las lágrimas y esto decía en su entrevista apenas bajó del ring:

Video Cortesía: Rinh City USA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *