por Yesica Palmetta

Es mundialmente reconocido el boxeo mexicano sobre todo por el estilo de los peleadores, admirados por ser sumamente aguerridos. Este país ha logrado cosechar una buena cantidad de medallas olímpicas pero Tokio será especialmente recordado. Por primera vez en la historia de México dos mujeres lograron clasificarse para el ecuménico encuentro deportivo. Ellas son: Esmeralda Falcón en los 60kg y Tamara Cruz para la categoría 69kg.

Tras la suspensión del preolímpico en Buenos Aires y las medidas adoptadas por el COI respecto a la consideración de los rankings, la primera en saberse incluida en la exclusiva lista fue la boxeadora iniciada en la Alcaldía Xochimilco, Esmeralda Falcón. La joven de 25 años se inició a los 18 y a lo largo del tiempo ha llevado consigo la ilusión de verse algún día entre los memorables atletas que conforman el muro olímpico del Comité Olímpico Mexicano. Falcón alcanzó la medalla de bronce para el Panamericano de Lima 2019 y antes logró el oro en los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018. Admiradora de Lalila Ali, de Saúl Álvarez, Martín Escamilla, Esmeralda se encuentra formándose en la carrera de Educación Física mientras sueña con llegar a un podio para ensanchar la proeza ya cumplida.

Por otro lado, Tamara Brianda Cruz llegó a esta clasificación con 22 abriles y un bronce panamericano alcanzado en Lima, Perú para 2019, siendo ese su máximo logro. Nació en Mazatlán y admira el estilo de boxeo de sus compatriotas Jackie Nava y Juan Manuel Márquez. La joven azteca lleva el boxeo como bandera desde que tiene uso de razón, ya que su padre cuenta con un pasado amateur y le heredó la pasión por el deporte.

Junto a estas dos, ya históricas, boxeadoras está el tercer clasificado por el Task Force Rogelio Romero en la categoría 81kg.

A pesar de dejarlo todo sobre el ring, y con dos grandes peeformances, Brianda y Esmeralda cayeron en la primera ronda hoy por la madrugada. Las púgiles seguramente tendrán revancha en Paris.