El ucraniano Oleksandr Usyk destronó al británico Anthony “AJ” Joshua y se convirtió en el nuevo dueño de las fajas WBA, WBO, IBF e IBO de la categoría pesado.

Desde el Tottenham Hotspur Stadium, los jueces lo declararon ganador tras una indiscutida decisión unánime.

Con este resultado mantuvo su invicto en 19 presentaciones y conquisto títulos mundiales en una segunda categoría de peso.

Según el contrato firmado entre ambos púgiles, existiría una clausula de revancha…