Una de las trilogías mas destacadas de los pesos pesados, tuvo fin anoche cuando el británico Tyson Fury derrotó po KO en el asalto numero 11 al estadounidense Deontay Wilder.

A pesar de sufrir dos caídas a manos de “The Bronze Bomber”, Fury supo recuperarse y retener el campeonato mundial pesado del WBC, acabando de manera categórica a un Wilder que en los últimos rounds, se mantuvo de pie gracias a su gran corazón.