El cubrebocas se ha vuelto un accesorio necesario para nuestra vida diaria y su uso no solo es una medida preventiva básica en estos tiempos de contingencia, sino también una manera de mostrar respeto hacia nuestros pares, nuestro entorno.

Sin embargo, su incorrecto uso puede hacer fallar su efecto protector. Es por eso que resulta importante conocer algunos aspectos básicos, para que este accesorio sea un aliado más en nuestra lucha contra el Covid-19.

⁃ El cubrebocas es un accesorio personal. No lo compartas con nadie!

⁃ Lávate las manos correctamente antes de colocar tu cubrebocas y luego de quitártelo también.

⁃ Siempre manipúlalo por sus cintas elásticas.

⁃ No toques la tela, si tienes que manipularlo, hazlo desde las cintas elásticas.

⁃ No lo uses ni como diadema, ni como collar. El cubrebocas debe ser un accesorio higiénico.

⁃ Nunca lo dejes sobre superficies sucias y vuelvas a utilizarlo. Recuerda que todo lo que entra en contacto con tu cubrebocas, luego lo hará directo contigo!

⁃ El uso máximo de un cubrebocas es de no más de 4 horas. Luego de esto, cámbialo por otro.

⁃ Trata de usar cubrebocas lavables. Luego de usarlo, lávalo correctamente con abundante agua y jabón para que puedas usarlo nuevamente.

⁃ Recuerda que el cubrebocas no nos protege del virus cuando es lo único que se usa. Es fundamental combinarlo con el lavado de manos!

⁃ Cuando debas salir de tu casa, recuerda cargar con más de un cubrebocas. Es importante tener uno extra por si el que estás usando se cae o supera su tiempo de uso.

Puedes realizar tus propios cubrebocas de tela lavables, incluso reciclando los recortes de tela que tengas en tu casa. Antes de confeccionarlo, es importante lavar muy bien la tela. Aquí te compartimos unos moldes para que puedas realizar los tuyos y los de tu familia. Recuerda confeccionarlos con al menos dos capas de tela para reforzar su efecto protector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *