por Octavio Calderón

Ya vienen las peleas en vivo y poco a poco empiezan a resurgir los logotipos en los pantaloncillos de los púgiles símbolo de patrocinio o respaldo económico de las empresas, incluso de los gobiernos pues también es una manera de llevar cabo la mercadotecnia o presencia de marca cuando los boxeadores los portan y las peleas son televisadas.

SNTSTC son las siglas del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo, también patrocinador del boxeo y por la tanto no se haga extraño verlas en las peleas que reinician.

El Ing. Fernando Espino Arévalo, líder de este importante sindicato es un gran aficionado del boxeo y lo ha demostrado para el beneplácito de los deportistas abriendo las puertas para las funciones profesionales y amateur de las instalaciones del conocido Sindicato del Metro. Como todo líder tiene siempre una oposición y Espino Arévalo no ha estado alejado de la polémica tampoco.

El autor Martín Moreno, cita en su libro “Los Demonios del Sindicalismo” a Beatriz Pereyra reportera  de PROCESO  donde se dio a conocer una lista de boxeadores y entrenadores bajo el auspicio del sindicato, Edgar Sosa el ex-campeón mundial  por mencionar alguno de los púgiles, o a Guadalupe Pintor o Carlos Zárate ya retirados ambos y por qué no decirlo, incluidos como parte del grupo de glorias del boxeo nacional de su tiempo.

Dicen que no todo lo que  es legal es moral, y tal vez no todo lo que es ilegal es inmoral entonces. Primero que nada, y como parte de esta primera entrega de mecenas del boxeo, es loable lo que las empresas, gobiernos o sindicatos hacen para ayudar económicamente a los boxeadores.  Los de hoy y los de ayer. Pero en este caso el apoyo no es ilegal ya que los púgiles están dentro de la nómina del sindicato, de acuerdo al mismo reporte de Pereyra, lo cual hace legal el sueldo, que seguramente devengan.

El logotipo en la zona de la fajilla también representa un ingreso para los boxeadores, en especies o en efectivo, ahí también aparece no poco frecuente el del SNTSTC, rubro que no ha sido tratado en la rama del periodismo político, pero que viendo las dos caras de la moneda, al menos en la positiva, un ingreso extra para el pugilista siempre será bienvenido. Siendo objetivos ya se mencionó la otra cara a través de lo escrito por Martín Moreno y Beatriz Pereyra.

En la parte final de la temporada grande 2019 de la Plaza de Toros México, el actual líder de los trabajadores ferrocarrileros atrapó la mirada de los periódicos con una foto donde se le ve lanzando un “fajo” de lo que parecían ser billetes al torero, quien previamente le había “brindado” el toro al líder. Le llovieron críticas por parte de un sector de los llamados “tuiteros” quiénes no sabían que esta es una costumbre de muchos años en la llamada fiesta de los toros. Y quién sabe tal vez el líder rompió su “cochinito” un día antes de ir a los toros…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *