por Felix Pozos

Como era el mundo en 1974 ¿Alguien lo recordará? Durante este año el mundo fue sacudido por grandes eventos a nivel mundial en los que resaltan el bochornoso asunto para USA referente al Watergate, lo que terminaría en la renuncia de Richard Nixon a la presidencia del vecino país del norte, en el mundo del espectáculo el filme “El Padrino” obra del prestigioso cineasta Francis Ford Coppola, se hacía de 6 estatuillas de la academia y al mundo deportivo lo marcaron tres eventos, el primero fue el 2do campeonato del brasileño Emerson Fittipaldi en la fórmula 1 con la escudería McLaren, el segundo fue el campeonato mundial de fútbol en Alemania Occidental, que fue ganada por la RFA venciendo a la exquisita naranja mecánica de Johan Cruyff y el tercero fue algo sin precedentes, la disputa por el campeonato mundial de los pesos pesados entre Muhammad Ali y George Foreman, la cual movilizó a un centenar de personas hasta Kinshasa, Zaire, lo que resultó en un parteaguas para el mundo de las telecomunicaciones, así que amigos de Rincón Rojo Magazine, los invito a que nos transportemos a los años setentas para recordar como se concretó el combate entre “Louisville Lip” y “Big George” vale la pena el viaje ¡vámonos!

Cassius, inicios, suspensión y momento cumbre

Cassius Clay Jr quedó grabado en la historia de los juegos olímpicos al obtener la medalla de oro en Roma 1960. Su inicio como profesional se dio de la mano de Angelo Dundee quién lo acogería en Miami Beach, para entrenarlo y catapultarlo al estrellato del pugilismo, lo cual sucedió en 1964 cuando disputó el campeonato mundial ante Sony Liston, a quien derrotaría sin mayor complicación, en ese momento nacería el mejor boxeador de los pesados en la historia del boxeo Muhammad Ali; la razón de cambiar su nombre estuvo rodeado de polémica, la principal razón fue su inclinación a las creencias del islam, con lo que ganó un sinfín de detractores, aunado a su incesante lucha por la igualdad racial en los Estados Unidos, en una época en la que reinaba la segregación entre la población americana.
Ali no conoció la gloria en sus inicios, era todo lo contrario, fue gravemente señalado como altanero y chiflado en sus inicios, por sus modos de generar polémica al predecir los resultados de sus peleas, actitud que adoptó de uno de sus ídolos, que declaraba el round en el que vencería a sus oponentes, poco a poco fue generando comentarios menos repulsivos a su forma de boxear, pero no lo suficientes para inclinar la balanza a su favor; refrendó los títulos de campeonato del mundo logrando veintinueve victorias consecutivas hasta la suspensión que sufrió por la negativa de sumarse a las fuerzas armadas de Estados Unidos, guerra que mantenían los americanos en contra de Vietnam.
El momento cumbre ocurrió precisamente durante la cancelación de su licencia para boxear y el despojo de sus títulos mundiales, tuvo que pasar poco más de tres años en prisión, por haber sido declarado desertor de la milicia de USA, fue cuando su nombre tomó fuerza y comenzó a verse como víctima del sistema judicial al ser afroamericano y por representar a los musulmanes. La estadía en prisión le sirvió para luchar desde esa trinchera en pro de la justicia y poder salir libre para iniciar un movimiento racial antes de regresar a los cuadriláteros. Aquel joven de Kentucky libró la batalla más difícil hasta este lapso de su vida.
Algunos años más adelante recuperó su licencia de boxeo, pero no los títulos de campeón mundial, para esto tenía que pasar por algunas aduanas antes de ser el mejor libra por libra de los pesados nuevamente, eso ocurriría hasta encontrarse contra un joven texano que venía rompiendo paradigmas por sus proezas en el ring de boxeo.

Big George, campeón, defensas y el ansiado momento

Se consolidó campeón del mundo al derrotar a Joe Frazier, pero antes de ello había manifestado su grandeza al ser campeón olímpico en México 68, si, nuestro país cuna de grandes pugilistas fue el lugar donde el nombre de George Foreman se dio a conocer al mundo.
Una vez con el cinturón del CMB y AMB que ganó en Kingston, se desplazó hasta Tokio, para realizar la primera defensa de su reinado, lo cual fue considerado como la pelea más fácil para el texano que en 55 segundos deshizo a su retador José Román, posterior a este evento, viajó a Caracas y ahí tendría a un retador de mayor nivel Ken Norton venía de derrotar a Muhammad Ali fracturándole la mandíbula, por lo que el combate empezó a generar mucha popularidad entre la afición boxística, pero para el agrado de los seguidores de George, venció a Ken por KO técnico y así retendría sus cinturones de campeón absoluto de los pesos pesados.
El ansiado momento en la carrera de Big George se dio cuando Ali vence en el episodio II a Joe Frazier, con lo que se gesta la pelea añorada por los apostadores y representantes de ambos luchadores, por su parte el que se convirtió en ídolo al más puro estilo de Nelson Mandela por defender a una raza desde la cárcel y por otro lado el bad boy de los cuadriláteros.

El tema de enfrentar a Muhammad contra Foreman, no sería cosa sencilla, se tenían que arreglar con Bob Arum y este a su vez conciliar con ambos pugilistas que buscaban agenciarse cada uno con 5 millones de dólares por el combate, aquí es cuando surge el nombre del hoy afamado representante Donald King.

Lugar y Origen

Con USA golpeado por el escándalo de Nixon, sumergido por los problemas raciales y la enorme cifra que deseaban los combatientes, Don King emerge como el gestor del combate colaborando tras bambalinas, contacta a Mobutu Sese Seko, presidente en aquel entonces del Zaire (antes y actualmente llamado El Congo), para auspiciar y trasladar la batalla hasta su nación, lo cual fue del interés del dictador africano y aceptó colaborar con la organización de la pelea, sumando a esto que se manejaría como una campaña turística a su nación, misma que estaba muy golpeada por las guerras civiles.
Kinshasa fue la sede pactada para el combate, ciudad en la que nació Mobutu y donde tenía el control total del país, HBO quién tenía los derechos de transmisión de la pelea le solicitaron que se diera inicio de la contienda a las 4am, para ajustarse al horario de los Estados Unidos de América, lo cual no tuvo objeción por la autoridad del Zaire.

Que suene la campana

El combate estaba pactado para el mes de septiembre, pero una lesión sufrida por Big George impidió que esto sucediera y se reprogramó para el 30 de octubre de 1974; Así que desde el Africa todo estaba listo, las gradas, las cámaras, la transmisión satelital sin precedentes en el boxeo, una transformación total de los medios de comunicación deportiva.

Se dieron las 4:00am y Ali saltaba primero al ring de la contienda, vistiendo pantaloncillos en color blanco con franjas en color negras, mostrando un portentoso físico, se notaba el trabajo y el deseo por llegar a la pelea en óptimas condiciones, Ali baioloteaba cuando de pronto las cámaras se dirigen hacia uno de los túneles para mostrarnos como emergía cuan huracán en el caribe George Foreman, luciendo una bata roja con una leyenda en los dorsales “world champion” y debajo de ella pantalonsillos en color rojo con vivos en azul y blanco con un excelente trabajo en gimnasio. Caso para resaltar de aquella época, era que los luchadores llegaban al ring sin los guantes, solo con el vendaje y el referee ahí mismo revisaba y otorgaba el visto bueno para que se los colocaran.

Zach Clayton al pendiente de todo a su alrededor daba señales para que sonara la campana y diera comienzo RUMBLE IN THE JUNGLE, Ali con 32 años y Foreman con 25 años, iniciaban el combate con intercambios de golpes, Ali ponía a prueba la guardia de Big George, el primer round resultaba de aprendizaje tanto para el campeón como para el retador.

El 2do y 3er round, George tomaba el control, castigaba las zonas blandas de Muhammad con golpes mixtos, el de Kentucky colocaba con firmeza sus brazos como protección, se refugiaba en las cuerdas y en pequeños resquicios que le daba el campeón salía con rectos y abrazaba a su contrincante en una clara muestra de dosificación, pero también nos daña señales de cual iba ser su camino durante la pelea.

El 4to y 5to round Foreman, insistía en generar un desgaste corporal en Ali, conectaba combinaciones izquierda y derecha y al llegar a las cuerdas encontraba el rostro del retador, quien se refugiaba en abrazar y en gritonearle al oído a Big George, una astucia total, un juego mental más que muscular el que desarrollaba Muhammad Ali.

El 6to y 7mo round la balanza estaba totalmente inclinada para George Foreman, dominaba, impactaba uppercuts, ganchos al hígado que contenía Louisville Lip, mostrando un ligero rictus de dolor, pero no lo aturdía, el continuaba en su papel, la pelea se llamaba hasta ese momento RESISTENCIA.

El octavo round fue el éxtasis de la contienda, Foreman empezaba a respirar con mayor velocidad, se recargaba en Muhammad mientras le seguía golpeando el cuerpo, justo aquí cobraba vida la fabulosa frase de Ali, flotó como mariposa a 25 segundos de concluir y picó como abeja africana al faltar 18 segundos en el round, el ROPE-A-DOPE había funcionado a la perfección, combinación de golpes en el rostro de George Foreman lo mandaban a la lona noqueado, los aficionados no lo podían creer, pero contra el más grande no te podías permitir parpadear porque te aniquilaba; Muhammad ganaba la batalla, retiraba los cinturones del CMB y AMB y la condición de invicto. El mundo no imaginaría lo que pasaría tiempo después, esta derrota resultó ser un retiro anticipado de Foreman, nunca logró ser el mismo después de caer en Kinshasa, aquella combinación de impactos no sólo lo habían noqueado en la jungla, sino que lo dejó noqueado de por vida.

Muhammad Ali regresaba a los grandes planos, lo que le arrebataron injustamente, el lo volvía a conseguir por méritos propios, recuperaba lo que nunca debió perder por negarse a ser parte de una lucha social y una creencia religiosa; que esto nos sirva de lección de vida “Por más que nos ataquen, nos señalen y nos juzguen, nosotros sigamos luchando firmes por nuestros ideales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *