Fuente: Cerca del Ring

“The Dream” se quedó con el show en Las Vegas, el joven Devin Haney (26-0; 15Kos) defendió el título mundial del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) de la división ligero ante el experimentado Jorge “El Niño de Oro” Linares (47-6; 29Kos) por decisión unánime. En un planteo de pelea que al comienzo parecía perfecto, el estadounidense en la velocidad, la postura y su jab efectivo manteniendo la distancia dominaba el combate. Enfrente un venezolano que buscaba en la contra desestabilizar al campeón, no parecía capaz de contrarrestar el planteo rival.

Haney comenzó a mostrar una guardia permeable, no pudo definir la pelea ante un Linares que parecía cansado y lastimado a la mitad de la pelea. En el noveno round, para sorpresa de la mayoría, el campeón estuvo a punto de conocer la lona del Michelob Ultra Arena pero la campana lo salvó y le dio vida a Linares que todavía tenía algo más para dar.

Los rounds de campeonato dejaron un sabor amargo para los fanáticos de Haney. No terminó sufriendo la pelea, pero lejos de definirla, su planteo mutó a los amarres y no permitir que el ex campeón mundial logre lanzar un golpe de gracia.

Las tarjetas fueron todas a favor del estadounidense 115-113 y 116-112 en dos ocasiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *