Fuente: WBC

Este “Martes de Café” el presidente del WBC, licenciado Mauricio Sulaimán hizo un anuncio muy importante, pues hoy después de varios meses de espera, se confirmó la pelea femenil que todo fanático del boxeo quiere ver, por supuesto nos referimos a la pelea entre dos leyendas Jackie Nava vs. Mariana Juárez que se llevará a cabo en el próximo mes de octubre.

Las dos guerreras de los encordados quienes son un referente del boxeo femenil y quienes han marcado la historia de nuestro deporte, fueron contundentes al decir que esta es la pelea que ambas han estado esperando, pues por fin se enfrentarán las mejores libra por libra.

Antes de dar la palabra a nuestras invitadas especiales, el máximo dirigente del organismo las sorprendió develando el cinturón que ambas estarán disputando, un hermoso cinturón Diamante en color rosa ya que la pelea será celebrada en el mes de la lucha contra el cáncer de mamá.

Para Jackie, -quien cabe mencionar fue la primera campeona del WBC-, la confirmación de este encuentro es una gran alegría pues recordó cuando en aquella conferencia de prensa celebrada en Coyoacán se había hecho el anuncio oficial de la pelea, la cual tuvo que posponerse pues justo fue en ese mes que se declaró la pandemia del Covid-19.

Para Jackie, enfrentar a Mariana representa un gran reto, pues sabe de su calidad boxística, pero sobre todo del corazón guerrero que tiene cuando sube al ring, aclaró que si está pelea llega en el mejor momento de ambas, pues hace 20 años no estaban militando en la misma división y sobre todo no tenían la experiencia que han adquirido en este andar por los encordados.

Sobre cómo ganarle a Mariana, Jackie fue clara al decir que lo más importantes será la estrategia, por lo que estudiarán a fondo las habilidades, pero también las debilidades de su rival. Sin predecir como puede terminar la pelea, Nava fue clara al decir que ésta será sin duda la mejor pelea femenil que el público pueda ver en muchos años y que marcará un precedente para todos.

Tocó el turno a Mariana Juárez quien fue clara al decir que poder subir al ring nuevamente y enfrentando a una de las pioneras del boxeo femenil es una gran motivación para ella, pues demostrar quién es la mejor de la división, dos grandes enfrentándose por el honor y la gloria, demostrando que la edad es solo un número, pues a pesar de los años recorridos en el ring, ambas se encuentran en excelente estado físico y mental, ¡por lo que esa noche: habrá guerra!

Visiblemente emocionada, Mariana comentó que el resultado de pelea dependerá del trabajo previo, es decir, de la preparación que se realice en el gimnasio, pues considera que es ahí donde se ganan las batallas y en este punto aclaró que ella nunca ha dejado de entrenar y que se mantiene en excelente condición física aun cuando no tenga peleas programadas.

Sobre el cetro que estará en juego, la púgil se conmovió al punto de las lágrimas, pues pensar que es un cinturón especial con motivos de la lucha contra el cáncer, le remueve muchas emociones pues como todos sabemos su mamá perdió la vida a causa de enfermedad por ello, este reconocimiento es tan especial y una motivación extra, pues de ganarlo lo dedicará a todos aquellos guerreros y guerreras que libran la batalla más dura de su vida.

Finalmente, el presidente del organismo, expresó el cariño, la admiración y el orgullo que siente por ambas boxeadoras pues las reconoció como parte de la familia verde y oro, recordándoles que el WBC es y será siempre su casa.