Por Demian Dalaison para Cerca del Ring

Un estadio colmado, la afición eufórica, dos boxeadores jóvenes campeones cruzándose en un combate de película para ver quién es el mejor. Esto se vivió en el State Farm Arena de Atlanta, en Georgia, Estados Unidos, donde Gervotan “Tank” Davis (25-0; 24Kos) se consagró campeón en su tercera división, arrebatándole el cinturón de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) superligero y el invicto a Mario “El Azteca” Barrios (26-1; 17Kos), fue por nocaut técnico en el round número 11.

Un encuentro que cumplió con las expectativas, un Gervonta Davis que sigue asombrando, ya es una realidad que quiere quedar grabado en la historia del boxeo, tiene 26 años y una pegada sorprendente. Tuvo como rival a un guerrero, en un duelo que mantuvo en el vilo a todos los espectadores pudiendo terminar a favor de cualquiera.

El plan de pelea estaba claro para ambos, para Barrios mantener la distancia, aprovechar su alcance debido a la diferencia de estatura a su favor, y Davis en el trabajo de acortar esa lejanía, acercarse a la línea de fuego, ambos sabían el poder que estaba en sus manos y podía estallar en cualquier momento.Los primeros asaltos se mantuvieron de esa manera, Barrios activo a puro jab, buscando por momentos combinar, pero no salía de lo preparado, le venía surgiendo efecto.

Mucha paciencia por el lado del pupilo de Floyd Mayweather, que si bien no estaba en su esquina, le daba indicaciones constantemente. Despidiendo la primera mitad de la pelea los intercambios eran más frecuentes, el duelo se prestaba a los cruces, Davis fue ganando confianza, estaba más cómodo a la hora de cortar la distancia. Ya pasados los primeros 6 capítulos, por momentos Barrios se animaba a más, a lanzar con mayor cantidad, a lastimar a su rival, lo que subía el nivel de peligro ante el contraataque.

Llegaría el round 8, el del quiebre, transcurría el primer minuto cuando con un cruzado de derecha manda por primera vez ante 16570 espectadores al excampeón a la lona, causándole un corte en su pómulo izquierdo. Se pone de pie y ante la orden de continuar del juez, Davis, ya le propinaba una nueva caída con otro cruzado pero esta vez de izquierda, el corazón de guerrero puso a Barrios de nuevo en combate y sobrevivió lo que quedaba de asalto.

En el noveno ambos se recuperaron “El Azteca” del daño y “El Tanque” del desgaste. El décimo fue uno de los puntos altos del encuentro, se prestó al cruce de dos boxeadores guapos, repartieron el castigo durante todo el round. En el siguiente se resolvería la pelea, una izquierda al cuerpo en forma de uppercut al plexo solar vuelve a vencer a Barrios y cae, su valentía lo pone de pie pero muy dolorido, el juez lo deja continuar pero ante un nuevo castigo detiene la pelea.

Con esta victoria Gervonta Davis ostenta el reinado de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en las categorías super pluma, ligero y super ligero, aún no se sabe donde estará el siguiente objetivo, si asentarse en esta última división o bajar nuevamente, ya suenan los combates que la afición de nuestro amado deporte querría ver: Ryan García, Devin Haney, Teófimo Lopez o Josh Taylor.

Foto: ESPN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *