El joven Isaac “Pitbull” Cruz tuvo su prueba de fuego anoche desde El Paso Texas, cuando le tocó enfrentarse al aguerrido ex campeón mundial, Francisco “Bandido” Vargas.

Vargas, quien había comenzado con la buena estrategia de boxearlo desde la larga distancia, no pudo con el paso de los rounds, hacer totalmente efectiva sus acciones, permitiendo que Cruz achicara espacios y descargara la potencia que, desde la previa, muchos creían que acabaría con Vargas en un santiamén.

Cuando la pelea estaba a escasos 30 segundos de terminar, un tremendo cabezaso abrió de manera más que peligrosa la ceja del Bandido que llegó a la esquina para ser revisado. Irrisoriamente el médico lo dejó seguir, con una herida que bien puede valerle la visión de por vida. Al retomarse las acciones, y con el claro impedimento de la lesión sufrida, puso rodilla a la lona. El reloj agotó los segundos restantes y la pelea terminó en la decisión de los jueces que le otorgaron la victoria a Cruz tras una decisión unánime.

Foto: Dazn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *